9 de junio de 2012

Sulfato sódico para la conciencia

Sulfato sódico para la conciencia. La última llamada que se espera cuando nadie va a llamar. Mecheros y ceniceros en cada decisión. Decisiones efímeras, indecisiones que se enamoran y se quieren por siempre. *Violines*.
Almohada para que repose la cabeza, almohada para que repose el corazón, donde se abrazan las piernas que caminan solas. ¿Y si me da por alboradas cuando no tengo nada que contar? Aburrirse por placer, porque el placer se aburre.
*Eco*.

2 comentarios:

faks_87 dijo...

Veo que sigues inspirada. Qué bueno leerte!

VeroniKa dijo...

ecos, sombras,solos..al fin.