18 de noviembre de 2007

Troya.

Dime que has soñado con la eterna felicidad, con la juventud patente en la mirada, y las ilusiones roídas por el uso.
Dime que has olido, y entendido, cómo el aroma del tiempo apura y pide venganza cuando rocía sobre piel seca.
No me niegues, y afírmame, que viste la tez del corazón corrompida, y las ojeras de la alma nocturna; afirma que sentiste el humo aspirar el oxígeno y devolver carraspeando el sonido de la pausa intermitente.
Si acaso las mudanzas matinales de esperanza arañaron los armarios de la prudencia y la rebeldía, y quedaste bajo la ventana aguardando una bombilla capaz de dar luz a tus rincones. Y hubiera sido más fácil mirar hacia otro lado que luchar en el frente.
Si aún en los solsticios sigues aullando, y encelada, buscas la decencia en brazos de la perversión.
Si puede ser que, amén de sepultada, fuiste el zombie que nunca quiso morir, pero murió, y anduvo estepando y pudriendo las raíces que crecían a merced de la realidad. Y con más criterio, o menos sabiduría de la que alegó, se desprendió de corduras y de lógicas y cabalgó hacia Troya en busca de revancha, sin más éxito que el cabalgar durante un par de noches.
Dime, no me niegues, y afírmame, que reside con nostalgia en tu mente un sentimiento nostálgico de vuelta, impotencia y remordimiento.
Y entonces sabré que, por esta vez, no mientes.

11 de septiembre de 2007

Nothing is Over.

No se halla el final en los finales, sino justo antes de un nuevo comienzo.
El caer, el dañar, el dolor, el odio, el supuramiento del alma, y la gula del corazón, son sólo parte del parchís.

El levantarse, el perdón, el placer, el amor, el renacimiento del alma, y la gula de la mente se muestran como sabores diferentes según la boca en la que se beba. Forman piezas de todos los puzzles, y crean las imágenes buscadas.
Las verdades universales se tornan subjetivas a oídos de incrédulos, y parece que los incrédulos dominarán el mundo.

Las mentiras usadas a modo de manta eléctrica pueden acabar por quemar en algún que otro momento.
Yo, por mi parte, aún conservo líquido rojo en los labios,
sacos de morfina en los bolsillos,
un poco de lujuria y honestidad en los ojos,
y vacío en las manos,
por si acaso llega el final, y hay que comenzar.













Ella camina afuera entre los hombres, encontrándome.
Diez millones de millas, su camino estaba más cerca de su interior.
¿No puedes ver a nuestra compañera rota?
Empieza y cree. Nada ha terminado.

30 Seconds To Mars.

4 de agosto de 2007

Esperar.

Esperar,
a que la vida me de un respiro,
o a que me fume la vida y la vomite por los ojos algún día.
Esperar,
bien a que latan hasta el último de los corazones que mi alma conserva como colchón donde caer,
bien a que deje de latir el que los riega a todos, o el que es regado por los demás.
Esperar,
a que llamen y yo ande despierta mirando por la ventana el recorrido de un ave rapaz,
o a que llame y haya alguien dentro para abrir.
La paz envuelta en tiempo y dedicación, la excitación recubierta de amaneceres, caminos y guitarras, la desaparición del despecho y la angustia, el nacimiento de las flores del verano que perdí, la calma en mi guerra, la guerra en mi calma. Esperar por que venga y me lleve la felicidad entre sus manos de cristal, y que me dirija lejos del bordillo del suelo, que no se rompan los hilos de alegría que se me acercan a verme de 3 a 6 de la madrugada, y que me aguarde la satisfacción en alguna esquina.
Sólo esperar a que las inquietudes y las verdades no sean un arma mortal, y a que los cuchillos de mis esperanzas me hagan más viva, más alta y más fuerte. Que me hagan ser, dentro de lo que ya soy.

Que no me derribe lo que un día me hizo crecer.




I know someday I'll spit to the life its own shit.
Lo sé,
sé que algún día le escupiré a la vida su propia mierda.
Y vomitará los daños y olvidos que hizo que perecieran montañas de sueños ensangrentados.
Yo me coronaré sobre ella para adueñarme de todas sus capacidades y volver a la tierra con la consigna de haber sido la primera en pisar su vómito de verdades y mentiras, la primera en creer, volar y recuperarse de un veneno hecho para matar.




Una revolución ha comenzado dentro hoy para mí.
La principal defensa es fingir.
Gira alrededor de ti mismo tan sólo como una hombre normal y corriente.
La única otra opción es olvidar.

¿Se siente como que nunca hemos estado vivos?
¿Parece como que sólo acaba de comenzar?

Para encontrarte sólo mira dentro los restos de tu pasado,
para perder, todo lo que tienes que hacer es mentir.

¿Se siente como que nunca hemos estado vivos por dentro?

La evolución viene,
Una revolución ha comenzado.

R-Evolve,
30 Seconds To Mars.

21 de julio de 2007

Mi raíz sucia.

No eres más que una parte de lo que soy;
parte pequeña, finita y con una importancia que deja de ser importante 27 días cada mes, y 360 días al año.
Como una raíz que hace crecer un árbol, y se pudre espontáneamente antes que las demás. Quizás nació
podrida.
Yo soy aquel árbol que se amansa entre su espesura, que ofrece su sombra cuando el sol calienta sobre tu punta más tragada por la tierra. Nacido del agua y de la arena, sin llegarse a convertir en fango, con búhos a modo de despertador, y pájaros amenizando el horario de sueño.
Si tú no formaras parte de mi semilla, mi tronco habría sido diferente, pero también poseería más hojas en mi copa, o menos hojas habrían huido, o mis ramas estarían intactas.
Sin embargo, tu partida acrecentará los otoños, los hará menos grises y menos marrones, menos enfurecidos, y más dulces; hará de mis noviembres un comienzo de calma, y, de mis diciembres, una tranquilidad que permanecerá alejada del temblor lloroso y asustadizo.
Porque tu presencia ya no es bien recibida, porque tú no eres bienvenido, porque no me vas a arrancar más primaveras, ni la calidad de mis entrañas.
Algún día comprobarás que el único daño te lo hiciste a ti mismo, y que no supiste más que perder lo poco que tenías, malgastar las paredes con gritos y murmuros desagradables, y dar de comer al odio del amor.
Por esto y por todo, gracias.
Adiós.











A lo mejor, cuando realmente conozcas la soledad, repudies haber tenido tantos momentos solitarios.

25 de junio de 2007

Mitos Modernos.

Es más veneno que pasión,
más que admiración, un intento de llenar un vacío desesperado.
Más que una espera, es una necesidad,
Más allá de convertirse en una salida, se presenta como un lugar en donde encerrarse.
En vez de crear sentimientos, mata algunos refugiados,
al contrario de ocupar instantes distraídos, distrae todos los instantes ocupados.
El deseo y la controversia son parte fundamental de la partitura, las rarezas parecen bonitas y se obvia la imposibilidad.
Y, aunque llegue hasta a doler, su mayor virtud es existir.

Los secretos terminan por oirse a miles de kilómetros si se gritan constantemente, luego está de quien escucha y de quien sabe escuchar.
He ahí la cuestión.


Aprender a leer entre líneas debería ser una materia obligatoria.

Did we create a modern myth?
Did we imagine half of it
would happen in a thought from now?
Save yourself,
save yourself.

The secret is out.
The secret is out.

To buy the truth
and sell a lie.
The last mistake before you die.
So don't forget to breathe tonight,
tonight is the last,
so say good-bye.

The secret is out.
Good-bye...

A Modern Myth - 30 Seconds To Mars

16 de junio de 2007

Mis musas y yo.



Nada, no me sale nada, no debí haber concedido mi inspiración por un respiro, o pedido un respiro en mi inspiración.
Cuando hablamos de mis musas, ellas son muy celosas con su intimidad, tanto que yo no alcanzaría a saber qué ocurre en su interior. A lo largo de los años, nos hemos creado todas una burbuja que nos mantiene independientes, y ahora deben de estar durmiendo, quién sabe, a lo mejor ni las necesito.
O quizás sí.
Me pongo a pensar y lo cierto es que no pienso en nada, me hallo estática, sentada, mirando el infinito, y se antepone una nublina blanca a mi cerebro. Ni siquiera siento emociones concretas: no hay dolor, ni tristeza, ni alegría o felicidad, ni momento melancólico o ganas de superación. Nada. Tampoco me motiva ninguna canción, no me inician a saltar o recordar, correr o sonreír.
Quizás si las necesite.
O quizás es que me he vuelto demasiado ansiosa con mi inspiración; creo que está dispuesta las 24 horas del día, y resulta que tiene un horario previo. Bueno, pues ya pediré cita más tarde.
(Aquí se supone que se inserta una gran frase de finalización de texto, pero eso será para otro día, uno en el que, por ejemplo, estén mis musas cerca).

9 de junio de 2007

Curiosidades.

Es curioso cómo se puede mentir en la peor de las verdades con tal facilidad que hasta podría volverse sólida delante de nuestros ojos.
Es muy curioso observar que las cosas van mal cuando piensas que están en un camino correcto.
También es curioso querer ser de hierro cuando uno está hecho de paja vieja.
La vida tiene estas cosas, sorpresa tras sorpresa, y eso que ella sabe de sobra que a mí las sorpresas no me gustan mucho, porque sé que no serán sorpresas, lo sé.
Aún así, y tras todo, es curioso esto de necesitar un respiro en medio de la calma absoluta, sobre todo cuando la calma es revoltosa, confusa y desorienta allá donde el sendero parecía alzarse claro.
Este mundo nunca llegará a ser lo que un día esperé de él.
Qué curioso.



-Sigue extorsionando, seguro que alguien oirá.
-No quiero que oigan.

7 de junio de 2007

Suponer es de cobardes, supongo.



Supongo que es tarde para gritar que he perdido el norte, pues resultó gustarme más el sur.
Supongo que es tarde para retroceder, pues por fin aprendí que no era tan complicado aquello de seguir paso por paso.
Supongo que es tarde para callar, pues no es bueno dejarse abatir cuando una voz se siente fuerte y poderosa.
Supongo que suponer es de cobardes, pues supongo que es más fácil suponer que intentar averiguar.
Bueno, supongo que aún quedan restos de la que un día fui.
Suponer es sencillo, y divertido.




No hay fortaleza lo suficientemente fuerte que se resista a mis palabras de tinta corrosiva, y esta vez no estoy suponiendo.
He vuelto.

14 de abril de 2007

Tal vez estoy recordando.


Nadie me habrá echado en falta, eso ya lo sé; dejé un par de cuentos a medio terminar y nadie me pidió una finalización. Y es que no se acordaron de que yo habité en tales historias.

Llega la primavera ya acercando sus ropajes al desnudo de los cuerpos, y la salud se altera nada más oler el primer rayo de sol, y, sin embargo, explota en rabia el cielo y diluvia a cántaros apoderándose del fuego de los humanos.

Y el amor... el amor se escapó lejos de las fronteras que yo alcanzo a dominar, y no es que me importe, simplemente, lo extraño. Extraño inexistentes miradas, caricias, la libido brincando cada madrugada deseando prender de nuevo la noche con el humo que se apreciaba aún a través de las cenizas. Pero no, no lo echo de menos.
Caben en mi cabeza también los desdenes, el pinchazo constante en el lado izquierdo del pecho, el ruido de un alma rota, los segundos que el reloj robaba con tal de no dejarme ser feliz.
Antes apenas la eternidad me bastaba para poder escribir y escribir todo aquello que asomaba en mi mente -tal vez, corazón-; ahora, he preferido dejar la eternidad para aquel que la quiera, y andar un rumbo que hilaré detenidamente día a día. Es cuestión de intereses, de madurez.
Yo no me voy a morir de amor.

Lo que no puedo evitar es recordar esos pequeños detalles que casi nadie más ve, pequeñas contracturas de los huesos debilitados, las puñaladas que los hacían más obsoletos, y también las consecuencias de una noche embadurnada de delirio, tabaco y tan poca luz que mil mentiras se colaron sin que ni siquiera fueran vistas por mí. Pero era todo tan sumamente perfecto durante esos instantes, que, sí, ahí habría malgastado mi vida regalándola a manos peligrosas.
Luego la belleza volaba a alcanzar la luz, y quedaban al descubierto los fantasmas escondidos bajo la cama.
Así que no, no lo echo de menos.

Por ello, sé
cuán de difícil es ver una estrella morir, observar cómo su brillo se disminuye hasta desaparecer tras haber esperado y lanzado deseos sin ningún destinatario. Lo sé.
Pero también sé de resurgir, de las resurrecciones malparadas, y de la estampida hacia la realidad.
Sé de sueños y pesadillas, de las verdades, de las mentiras, de mentiras que son verdades, de verdades que jamás serán una verdad, sé del olvido más que el olvido sabe de sí mismo, y sé el juego que se trae el recuerdo, y aprendí a caminar sobre una cuerda deshilachada sin caerme al vacío.
Y, al fin, puedo decir que la solución la abarca el tiempo con su sabiduría, y con la lógica como bandera. Una jerarquía tampoco viene mal.
Y es que yo no muero de amor.

Creo que el acierto fue arrancar la flor, o sus espinas.

31 de marzo de 2007

Observa, no Mires.

Si no has visto, no puedes creer.
Sigue a pies juntillas cuanto te digo cuando no estoy diciendo nada aparente, y con las instrucciones, haz un barco de papel que navegue lejos.
Si de veras piensas que soy inconsciente cuando el sol se pone, es porque no me conoces de madrugada.
Si de veras has observado en mí un desorden cuando ya ando perdida a través de cualquier ventana que me abra un nuevo mundo, es que quizás tú no sabes lo que te estás perdiendo por cerrar la cortina.
Puedo situarme en el centro del universo, que estaré aún donde tú creas que yo estoy. Es fácil, si lo crees.

El olor que tienen las flores del invierno no pudieron conmigo, y todavía resistí a su florecer del abril más áspero y otoñal.
La conclusión final que hice del principio, fue que me dolería el intermedio, y más aún la mitad, y eso fue lo que atrajo el fin.

Que cada uno esboce un sonido al aire por si necesita de otro para ser escuchado, y quien escuche, será quien crea y quien vaya a estar. Quien oiga y depure, será quien muera para no vivir, quien oiga y sea atraído por el silencio, sangrará por el susurro del amargo. Quien finalmente acuda, será el que no se marche.

El día no se ha ido, tienes tantos minutos como quieras en él, ¿no te das cuenta de
cuan largas o cortas pueden ser las mismas 24 horas? Has de saber cómo gastarlas, y, la mejor manera, es, sin duda, gastándolas.
No pienses demasiado, que esto no está hecho para pensar, sino para observar donde no hay cosa que mirar, y no mires, ni veas, observa y quédate con la respuesta propia a las preguntas que sabes que te estoy haciendo.
Inclina el cuerpo a la izquierda y dobla el brazo a la derecha, y tira hacia adelante, pero mira de cuando en cuando para atrás. Que no se te escape nada, pero olvida los deshechos allá donde un basurero se apresure a limpiar la basura.

Sé, más que parece, y estate pero nunca dejes de moverte.
Es más sencillo de lo que crees, si crees.
Ábrete las venas pero hazlas crecer con el riego que le sobre a tu cabeza, ábrelas e intoxícalas de vida, de sueños, de fantasías, de tropiezos, caídas, levantamientos, derrumbamientos, llénalas de corazón y alma, de mente y cuerpo, de metáforas extorsionadas por dedos ajenos, libera tus emociones y libérate tú después a la sombra de una buena melodía que te haga volver menos cuerdo.
La vida pasa una vez, como el tren que se pierde en la inmensidad de unas vías fantasmas, viene y no vuelve a venir, agárrate a ella y suéltala cuando veas que es conveniente no hacer caso a sus deseos de fuga.

Descansa, pero vive agotado.
Agota y agótate. Pero vive.
Feliz.

16 de marzo de 2007

Y, Finalmente, Aprender.

Extrañamente, me acuesto contigo, pero, según me levanto, me acuerdo de ti.
Necesito de algo que anule la rabia del aullido solitario, como una compañía licántropa más.
Y es que cuando noto estar sola, viene una mano grande y estilizada a calmar mi ansiedad ermitaña.
Sé que no sé nada, como dijo alguien que no sé, y pretendo aprender de cada nuevo cielo que alcanzo a ver, y de cada nueva caída que sobre el suelo hago. Todos los errores, son lecciones, todos los aciertos, son lecciones, y, al final de la vida, no habremos hecho más que aprender viviendo un día a día que nos tiene reservadas penas y alegrías como pruebas a superar.



Y, extrañamente, te recuerdo al despertar.
Debes de ser una prueba más.


Levanto un poco la persiana, para no encontrarme tan sola en esta salida del sol, pero debería poder negarte que te recuerdo. Y es que aún la luna guarda mis deseos oscuros, los exóticos y eróticos, los retrógrados y obsoletos, los inconfesables y, a veces, necesarios. Pero he de irme a dormir, y he de cerrar con llave la puerta que antes me daba calor, y ahora es un cúmulo de promesas frías -muertas, claro-, para poder despertar por la mañana, abrir la persiana, y asegurarme de que no estoy sola.
C'est la vie.

10 de marzo de 2007

Mi Deseo De Cumpleaños.


-Bueno, pues ya se ha pasado otro año.
-Sí... tristemente.
-¿Tristemente?
-Es que siento que no acabé de exprimirlo.
-Pero, ¿fue un mal año?
-Ni malo, ni demasiado bueno, simplemente, muchos cambios. Algunos estupendos, otros fatídicos.
-Entonces, tampoco ha estado tan mal.
-Claro, eso es lo que digo. Lo que pasa que pretendía ser uno de los mejores.
-¿No lo ha sido?
-Tal vez el año que viene te pueda contestar a esa pregunta.
-Y, ¿qué has pedido para este cumpleaños?
-Lo mismo de siempre.
-¿Tener un novio guapo, rico e inteligente?
-No estaría mal, pero no pedí eso.
-¿Cuál tenías en mente?
-La felicidad.
-¿No eres feliz?
-No sé cuándo lo he afirmado para que creas lo contrario.
-Siempre estás riendo y con ese tan buen humor.
-¿Y?
-Pensé que significaba felicidad.
-La alegría es diferente de la felicidad.
-¿En qué se diferencian?
-La alegría es un momento bueno, la felicidad, una cadena de buenos momentos.
-Pero, uniendo alegría con alegria, ¿no sería ya felicidad?
-Si fuera durarera, sí, pero la cadena tiene engranajes muy desgastados.
-¿Qué necesitas para ser feliz?
-A lo mejor es que también me sobra alguna cosa. No pido mucho, no soy ni ostentosa ni avariciosa. Con poco me conformo.
-¿No tienes ese poco?
-Si lo tuviera, esta conversación habría terminado hace unos minutos.
-¿Por qué siempre tienes la respuesta perfecta a la pregunta que parecía no tenerla?
-Sé mucho de interrogatorios.
-¿Sí? ¿por qué?
-Afirmativo. Antes nadie se enteraba de que yo pudiera estar mal, ahora creo que se me nota mucho más, y, como has dicho antes, suelo estar riendo y de buen humor, cuando eso no es así, me preguntan.
-¿Te molestan?
-No, supongo que les interesa saber qué me pasa. Y, si no es así, es mejor que se ahorren el interés. No acepto compasiones.
-Qué dura eres.
-Complicada, más bien.
-Nunca lo he dudado... Y, bien, ¿cómo se te presenta este nuevo añito para el cuerpo?
-De momento, síntomas faciales no he notado, mentales, tampoco, y emocionales, menos aún. Tranquilo por ahora.
-¿Nuevas metas?
-Sí, cumplir las que tengo desde pequeña.








Una conversación como si fuera real, pues igual.
Ante todo, sinceridad. Sólo sé descubrirme mediante las letras y la música. Fuera de ahí, no busquéis a Soraya, que no la encontraréis.







Yo nací el mismo día en el que las mujeres
celebraban ser mujeres trabajadoras.
Sólo son sexismos.
La igualdad hemos de crearla todos
y todos los días del año.

7 de marzo de 2007

Desnúdame.

Eh, desnúdame ahora, que es cuando más ropa llevo, cuando más tiempo tardarás.
Desnúdame ahora que soy un trozo débil de carne y veneno.
Éste, éste es el momento exacto para pintar blancas nuestras pieles y absorber el calor que depuren sus poros.
No hace falta que apagues ni enciendas la luz, no modifiques la escena, sólo dedícate a convertir en lisos los cortes que encuentres por mis piernas. Y quiéreme, déjame que me deje querer y, después, quiéreme.

Me encuentro cerca de tu silencio y mi voz le amenaza con hacerle hablar. Los suspiros se unen al aire compartido y creo que la perfección se acuesta conmigo.
Y yo sólo quiero que desvistas mi mirada con tus manos, y que con tus dedos apartes cualquier mechón de mi cabello que te moleste cuando quieras mantener mi rostro a modo de recuerdo en tu mente para la posteridad. Quiero que seas, y que estés, que parezcas, y que me hagas creer. Y yo creeré, y seguiré creyendo hasta que vuelva a sentirme completamente vestida.
Anuda tu alma a la mía, y tus caricias a mi cintura. Róbame la cintura y duerme entre mis brazos.
Pero desnúdame, de pie o sentados, seguros o temblando, desnúdame con tus palmas y yo me desnudaré con la palabra, y dejaré al descubierto la parte más caótica de mi ser, y será toda para ti, mientras tú me desnudes y me asfixie de todo el amor que vas perdiendo por los rinconces de esta habitación.
Entiérrame bajo tu techo y dime al oído, el tiempo que mis cosquillas aguanten, con tus labios tallados a la conciencia de la perturbación hermosa, que me deje querer... Y quiéreme.


¿Tan
difícil
es?




Siempre escribo escondiendo algo. Búscalo y encuéntralo.

5 de marzo de 2007

You Will Never Fade Away. We Believe.



¿Vives, mueres, sangras por la fantasía?
En tu mente,
a través de tus ojos,
¿lo ves?

It make us insanes, it make us believe.


We Believe.



Automático, Imagino, Creo.



[Matt, we wiil miss so much... :(
You'll always belong to 30 Seconds To Mars.

Matt, te echaremos de menos tanto... :(
Siempre pertenecerás a 30 Seconds To Mars.]




rY o u W i l l N e v e r F a d e A w a yr

=Provehito In Altum=




Me llamaba el deber...








Os invito a conocerles si no sabéis de quién hablo:

Página Oficial de 30 Seconds To Mars.
Myspace de 30 Seconds To Mars.
Blogspot Echelon Español.
Foro Echelon Español.

No perdéis nada por probar a escucharles... Quizás os enganche esta fantasía ;)

27 de febrero de 2007

Trayecto Equivocado.


Lo que es la vida.
Hace escasas cuatro horas, podría haber llenado un baúl con la fuerza que residía en mi interior.
Ahora, es mi interior el que rebusca en el baúl.
Es el sino por el que paso diariamente, el cambio climático vive dentro de mi casa.
Cada nuevo día es una pregunta, un miedo, un bache a esquivar: ¿Qué me tocará hoy? ¿respiraré ininterrumpidamente?
No se arreglan las cosas, si no que se complican y yo echo un poco más de leña para que el problema no se apague. Lo que es la vida.
Las canciones que esta tarde hacían elevarme a la euforia, son desactividas al segundo del primer compás. Se suceden aquellas que cuentan que la luna escucha por las noches a los caídos del desamor, o a los caídos de la mortalidad.
Esto no está en mis manos, yo no lo puedo solucionar y, por ello, procuro alejarme u olvidar lo que me espera al bajar las escaleras. La angustia se apodera de mi estómago y lo convierte en su reino. Mi mirada se deshace en escalofríos y siento que cada vez me pesa más el alma.
¿Queda mucho para llegar? ¿queda mucho...? A lo mejor me he equivocado de camino y era hacia el otro lado. Quizás confundí las señales o tengo mal la dirección. Es que no llego, nunca.
Yo no tengo la solución al mayor de mis problemas.


Y sigue el vacío tan vacío que no cabe nada más...



Deja que apague la luz y duerma.
Déjame despertar justo en el momento en el que el viaje haya acabado.
El trayecto es demasiado largo.
Y no llego, nunca.



21 de febrero de 2007

Vivo.

Arrancadme el aire, no lo necesito si puedo vivir de una melodía.
Destruidme el corazón, que de nada me sirve si ya hay uno que late por mí.
Abridme la cabeza y sacadme las neuronas, que no me valen si piensa mi alma por sí sola.
El aire que se evapora,
el corazón que vuela
y las neuronas que se desprestigian solas.
Y vivo, y vivo a duras penas pero vivo.
Y vivo extorsionando las metáforas que otros no supieron.
Y vivo, a veces encarecelada, pero vivo.
Y continúo viviendo si sigo el ritmo de una guitarra y todo calla afuera.
Vivo en ocasiones a regañadientes, pero vivo, y no hay más fuerza que la que yo reservo para las guerras fortuitas.
¿Será todo una fantasía? Será, será...
Pero vivo.





MUSIC IS POWER.
























/Modo contar mi vida ON:
Me voy a Londres a ver a mis amados :3
Dos meses para abril...
Ya informaré :D
/Modo contar mi vida OFF


17 de febrero de 2007

La Causalidad Se Basa En Posturas.


D-es momento de correr correr
S-y dejarlo todo atrás
D-antes de que nos mate
S-o logre acabar con lo que aún pueda quedar de nuestros pedazos
D-¿para qué? ¿para tener la evidencia de en lo que no hemos sido capaces de lograr un cuento feliz?
S-déjame explicártelo, pues en el fondo, ambos sabemos que la escapatoria no siempre es la más fácil, ni la más visible, si no aquella que mejor nos hará en un futuro
D-claro
y a veces parece un precipicio pero en realidad no es tan alto y abajo hay un colchón de sueños nuevos
todos para estrenar en otra vida
vencidos pero no muertos, llegaremos a otro mundo
en donde podamos otra vez, intentar

S-tal vez, ni siquiera vencidos; las guerras no dan ganadores cuando se convierten en una masacre de la que no se sabe salir
a veces porque a uno no le dejan
y otras porque uno no quiere
pero ten por seguro, que siempre tendremos el intentar en la palma de la mano, aguardando el momento exacto para tejer entre madrugada y atardecer, una nueva ilusión
D-la certeza de saber que la esperanza es un bien inagotable, del cual podemos disponer cuantas veces el alma se nos empiece a envejecer.
siento que a ninguno de los dos se nos mueren las ganas
¿sabremos que los nuestros son amores demasiado fuertes como para dejarlos morir?

S-quizás no existe tal certeza, si no una senda capacidad de resurrección constante
D-¿la que todas las mañanas nos abraza cuando luego de tantos latigazos de ausencias en la madrugada nos asotaron?
S-la que no nos deja ver la derrota, si no la esencia del fue y la cercanía del será
D-las ganas de no quedarnos sin lo maravilloso de amar y ser amados

S-sin necesidad de recordar constantemente los obstáculos que nos impidieron la eternidad, y tratando de ser objetivos con el caprichoso tiempo
D-sin olvidos ni recuerdos. un lugar donde seamos otra vez otros distintos a los que fuimos. sin tantas heridas con un poco más de paz.
S-o quién sabe, embaucándonos en la intranquilidad de algún nuevo y, tal vez, pasajero corazón
pero nunca perdiendo el deseo constante que nace desde dentro, aquel que grita que en algún instante, sin poder precedir cuándo, llegará quien nos diga las palabras exactas, a lo mejor equivocadas, y hará de nosotros lo que aún no somos
D-pero... ¿podrá causar lo que ya nos curtio la piel? ¿es que podremos ser una vez mas capaces de volver a tener las sensaciones que se tienen...esas que provoca eso q no voy a mencionar?
S-jamás lo dudes...
D-no lo dudo. lo único que no hago es compartir la idea de cuan injustas son las causalidades: ponerle a uno en las manos tanto amor y del otro lado un poco más de amor y lo único que hace es no dejar que el cuento sea terminado, es decir: ¿para qué hacer que dos locos se quieran tanto si al final no estarán juntos?
qué estupidez insesata esa.

S-la causalidad tiene esa pequeña gran magia de andar paso por paso siempre con sentido y sin ser a tientas
a lo mejor nos viene a enseñar
a lo mejor nos viene a ayudar
a lo mejor viene y se va y lo que creemos que es dolor, es un simple rasguño que el oxígeno se llevará
o tal vez, tenga algo preparado para los postres
tampoco debes adelantarte a sus acontecimientos
es injusta, sí, pero si todo fuera justo para nosotros, sería injusto para los demás, ya que no podemos disponer de una recta tan barata para vivir
acabaríamos aburriéndonos
D-lo sé. lo entiendo. pero digo yo, ¿qué le cuesta terminar de escribir el párrafo con un: y juntos siguieron? si total lo que ocurra después de ese punto final, corre por cuenta de los protagonistas
si va a venir para sólo hacernos dudar que no venga
y si viene que venga con la certeza
quien recuerde a uno no puede estar la vida intentando descifrar lo que a ella le parece justo o no
y el oxígeno un día se cansará de tener que limpiar los restos del otro
como el amante que se cansa de pagar el demsamor de los otros

S-quien realmente es amante, amante siempre será
he ahi de nuevo actuando la causalidad
no todos podemos depender de los mismos dones, y ella, sabia, aunque nos venga desconfiando, los reparte de la mejor manera
si nunca viniera, todo sería tan predecible... que acabarías deseando su presencia cada noche

D-yo todas las noches deseo tantas cosas
pero no la entiendo no la entiendo
ser q me dice: ¿espera, tengo mas sorpresas para ti?
o: suficiente muchacho. vete a otro lado que en este cuento no hay más

S-si deseas algo, tendrá un por qué, tendrá una causa...
la vida es una completa y rutinaria sorpresa
siempre habrá un poco de historia para ti
y, si no la hay, no busques su explicación, no la tiene, los cuentos son sólo para niños, y nosotros ya hemos crecido aprendiendo del mal y del bien, sobre todo del mal, por eso, cuando aún no podemos usar nuestra razón, nos obligan a ser partidarios del bien y, por eso, de mayores, volvemos a perder la razón y a inclinarnos por el mal
causalidad... todo se basa en causas...
D-¿cuál es la causa de que dos se aman no puedan estar locos? es poco el amor. no alcanza con eso. ¿la distancia puede mas?
¡no voy a escribirle más a dios! ¡parece ciego y en braile no se escribir!

S-yo prefiero resignarme a creer en el tiempo
la divinidad, a mi ver, se queda en los relatos y hazañas que me contaron hace algún tiempo de héroes que no somos ni tú ni yo
recuerda lo que ambos sabemos muy bien, si es el verdadero, si es el que te "corresponde", volverá, volverá...
aún así, yo también tengo la creencia de que muchas personas no fueron enseñadas a dar felicidad y se encierran en un propio mundo que todos deben comprender
esas personas deberían haber nacido arañas
D-¿no estarán necesitando de los que nacimos para demostrala?
S-algunos nunca aprenden
D-a veces es el maestro el que no se sabe explicar
S-o el alumno que no pone empeño en atender ni comprender
D-dale una cachetada
S-algunos ya se han llevado varias
no aprenden...
D¿le pegó?
S-sí
D-conclusión: ¿nos aferramos a la idea de que destino escrito no hay. y si lo hay tenemos cómo cambiarlo. no nos tomamos en serio eso de que hay cosas imposibles, sólo son mas difíciles. y la causalidad es una vieja sabia que nos viene dando en cuentagotas el regalo que nos prometieron?
S-esto no tiene ninguna conclusión, el debate siempre quedará abierto.





D-pero siempre llegamos al mismo punto: ¡mierda! cuesta ser feliz
S-bah
es mejor poder pensar que siempre queda todo abierto
así podemos utilizar diferentes tácticas de juego.



























Texto escrito improvisadamente por Diego y Soraya (sí, yo) a modo de conversación sobre la causalidad y sus trucos.

14 de febrero de 2007

El Final Perfecto De La Imperfección Romántica.

Esto es todo, así es como debía acabar, ya lo sé, tampoco estoy diciendo que me sorprenda, simplemente, me entristece. Un año y medio y éste es su final, el temido y esperado, el que nunca habría querido como fin; aquí está, presentándose frente a nosotros dos, presentándose ante mí.
Hemos jugado mal los roles, tú te equivocaste al elegir personaje y yo me equivoqué al tropezarme con tus palabras. Ha sido un círculo reiterativo lleno de emoción y traslados psicológicos permanentes, una continua vuelta al comienzo de lo que tenía que estar finiquitado, pero creo que junto al último punto y final que ponga, todo se enterrará bajo el suspiro de la boca que no te supo querer de otra forma que no fuera la más grande y peculiar del mundo.
La ventana cerrada...
Las canciones más extrañas y contrariadas...
El humo que se escapa por labios obsoletos...
El pabilo del amor quemado...
Y este corazón que bien podría representar la obsidiana más negra.
Está todo preparado, listo para olvidar.
Agacharé la cabeza tras el telón y mi fortaleza destrozará los castillos de los escenarios románticos. Bajo la atenta mirada del reloj, ansiaré mi ímpetu revolucionario revolucionando el semblante serio que tienen las palomas al atardecer y estrenaré los cuerpos que el viento aún no haya desgastado.
Ocuparé mi dolor con dolores ajenos y evadiré con mentiras la parte de la verdad que no me guste, y volveré a empezar.
Vaga mi locura cuando yo creo tenerla encerrada por los rincones donde la historia se desarrolló.
Vaga mi cordura persiguiendo la sanidad cuando creo tenerla controlada por las ruinas del drama trágico y ambas se suelen encontrar a eso de las cinco de la madrugada. Se quedan solas y se miran desafiándose, como si alguna fuera más fuerte que la otra para vencer en mi cabeza. Y no se dan cuenta de que ese fue el motivo principal por el que me torné completamente incoherente, y, éste, la incoherencia, por el que acerté en más derrotas de cuantas batallas gané.
Ahora nos vemos y no nos reconocemos, tú, mi mayor rival y mi fiel y querido enemigo nocturno, y yo, tu amante muda y palidecida, amiga de las rosas grises y paraisos inexistentes; dos que se conocen por conocerse, dos que se quisieron por quererse, dos que se mintieron por un miedo común a la mentira, dos que ya no son dos y dos que nunca fueron uno.
Tú y, luego, yo, no hemos ni ganado ni perdido, tan sólo cometimos el mayor de los pecados, razón suficiente para la excomulgación; nos matamos el uno al otro y cada uno a su manera. Tú te has convertido en un superviviente y yo en una suicida.
Melodías que se encargan de llenar los oídos que dejan de escuchar y una sonrisa extorsionando metáforas para deshacerse del peso del recuerdo. Todo concuerda y nada tiene explicación.
Así es como debía acabar. Tú y, luego, yo.

13 de febrero de 2007

Eterno Resplandor.


Si hubiera una inmensidad, perdida en un mundo paralelo, rodeada de enjambres de avispas enfurecidas dispuestas a formar fila contra el mal exterior, si existiera tal lugar, sin duda, iría contigo.
Recogería lo justo y necesario, dejaría en mi habitación, sobre la cama, una carta que dijera un adiós a corto plazo a aquellos que sufrirían mi despedida, tomaría tu mano, y me iría.
Recorriría sus calles y sus plazas, sus edificios y sus ruinas, y te querría hasta el último segundo que fuera de mi posesión. Todo, allí, todo, contigo.
No habría más mar que el de tus ojos, ni más tierra que tu piel, no necesitaría más arropo que el de tus brazos ni más sueños que los de nuestra realidad.
Crearía la perfección más bella que nunca hubieras podido ver y te invitaría a compartirla conmigo, nos reiríamos de los imperfectos de ella y sonreiríamos con la mirada en ningún sitio.
Y si se situara un escondite, o cientos, en las arcas de nuestro universo en donde tú fueras a esconderte, te encontraría, hoy y mañana, en esta u otra vida, aquí o allí; yo siempre te encontraría.
Pero, primero, eres tú quien ha de hallarme a mí.







¿Cuán feliz es la suerte de la inocente vestal? Al mundo olvida y el mundo la olvidó. El eterno resplandor de la mente inmaculada acepta todas las plegarias y renuncia a todos los deseos.

Alexander Pope.



11 de febrero de 2007

Sombras...


A lo mejor es la noche... a lo mejor la luz, a lo mejor el estado ebrio, pero he decidido atacar.
No más sentirse derrotado por quien no quiere guerra.
No más buscar luz dentro de la oscuridad infinita.
No más amaneceres amaneciendo en contra de las ilusiones.
No más inviernos azotados por el eclipse de una mirada.
No más metáforas incoherentes que nadie leerá...
Si tú no me vas a dar calor, yo ya no quiero más frío.
Si tú no me vas a aclamar por las noches, ya no te sueño entre desvelo y desvelo.
Si tú crees tener tu vida resuelta, yo comienzo a tener vida.
Si tú ya no me quieres... yo ya no repetiré que te quiero.
Ha sido todo muy difícil, tanto que muchos jamás supieron aceptar su magnitud, siquiera su veracidad, pero yo te he necesitado de un modo completamente inimaginable, he esperado por una palabra, por una verdad, he aguardado bajo luna y sol, bajo risa y lágrima... Y, de vez en cuando, también he intentado odiarte, con todas mis fuerzas, odiarte y poder gritar que me salvé de tu exterminio, odiarte por ver si de esa manera lograba despojarme de tu encanto irascible, odiarte para poder dejar de quererte... Pero nunca pude y, por ello, fui aquella suicida que bañaba sus preguntas entre frases que otros no entendían pero emocionaban leer.
Te quise tanto...
Mas si no puedo estar contigo, y tú ya no añoras eso, es mejor que me vaya y de por zanjada la locura en la que me metiste. Será mejor que me vaya...
Creo que me voy sintiendo libre.










You say you wanted more, what are you waiting for?
I'm not running from you.
Look in my eyes, you're killing me...
All I wanted was you...

8 de febrero de 2007

Injusticias por doquier.

Qué injusta es la vida cuando se lo propone; si las cosas nos salen bien, ya se encarga ella de torcérnoslas, pero es que, si nos van mal, aún es capaz de empeorarlas. Puedes proponerte levantarte cada mañana y sonreír sin más razón que la misma de sonreír, que habrá quién te robe hasta el último suspiro, abogándote a decidir por la estacada en la cama.

Qué injusta es la vida cuando menos quejas tienes sobre ella, cuando crees que has superado la piedra del camino -aquella con la que tropezamos por infinidad de veces aun viéndola venir- y te sientes fuerte para continuar, fuerte, incluso, hasta para volver a errar; pero pronto ves que tu debilidad siempre acaba por surgir en el momento más inadecuado.

Qué injusta es la vida cuando se desarrolla en contra de tu voluntad y con méritos que se deslizan por el olvido de aquellos que los ven nacer. Ves que todo se refleja sobre tu piel y tú asistes como mero espectador, sin tener recursos suficientes para cambiar la trama de la historia en la que vives por estar. Nada es como quieres, nada es lo que quieres, nada se modifica como bien desearías... Nada tiene destellos coherentes y, con demasiada locura, se arrojan los días al pasado.

Y, bueno, aquí estamos, que qué más nos queda por contar que no haya sido relatado ya con anterioridad, tal vez mi única intención sea la de encontrar quien escuche lo que escribo, y, sí, escuchar; hallar quien escuche aquello que mis dedos testifican cuando sé que no hay nadie con la capacidad suficiente de oír mis gritos alzados por alzar.

Nada más...

7 de febrero de 2007

30 Seconds to Mars - The Kill

Increíble canción...
Muchas sensaciones con una simple melodía.

__________________________

✖Letra


What if I wanted to break
Laugh it all off in your face
What would you do?
What if I fell to the floor
Couldn't take all this anymore
What would you do, do, do?

Kill
Break me down
Bury me, bury me
I am finished with you

What if I wanted to fight
Beg for the rest of my life
What would you do?
You say you wanted more
What are you waiting for
I'm not running from you

Kill
Break me down
Bury me, bury me
I am finished with you
Look in my eyes
You're killing me, killing me
All I wanted was you

I tried to be someone else
But nothing seemed to change
I know now, this is who I really am inside
Finally found myself
Fighting for a chance
I know now, this is who I really am

Kill
Break me down
Bury me, bury me
I am finished with you, you, you
Look in my eyes
You're killing me, killing me
All I wanted was you
Come, break me down
Break me down
Break me down

What if I wanted to break...?

__________________

✖Traducción


¿Y qué si me quisiera romper,
echarme a reír en tu cara?
¿Qué harías?
¿Y qué si caigo al suelo
y no pudiera aguantar esto más?
¿Qué harías?

Mata
Rómpeme
Entiérrame, entiérrame
He acabado contigo

¿Y qué si quisiera luchar,
implorar por el resto de mi vida?
¿Qué harías?
Dices que querías más
¿Qué estás esperando?
Yo no estoy huyendo de ti.

Mata,
derrúmbame, derrúmbame,
entiérrame, entiérrame,
he acabado contigo.
Mira mis ojos,
me estás matando, matando
Todo lo que quería era a ti.

Intenté ser otro
Pero nada pareció cambiar,
Ahora lo sé, esto es lo que realmente soy por dentro

Mata
Derrúmbame
Entiérrame, entiérrame
He acabado contigo
Mira mis ojos
Me estás matando, matando
Todo lo que quería era a ti.
Ven, derrúmbame,
Derrúmbame, derrúmbame.

¿Y qué si me quisiera romper...?



The Kill no habla de amor!

5 de febrero de 2007

Ella.

Ella yacía sobre su cama, completamente estirada, con los brazos tendidos a los lados de su cabeza.
Quieta, mirando el conocido techo apenas sin parpadear. De vez en cuando, ladeaba su cara hacia la ventana divisando aquel cielo oscuro que se avecinaba sobre la tarde.

Habitaban pocos pensamientos en su mente, pues se había propuesto descansar un minuto de todo lo que le hacía mal. Sin embargo, sorprendentemente, le había arrullado una sola frase: "Y morir en este preciso momento y lugar", pero ella no se refería a morir como aquellos que ya poseen su fosa personal, sino morir interiormente, durante un rato, dejar fallecer su alma sin que eso afectara a su cuerpo, sólo durante un rato...

Espontáneamente, su posición cambió y quedó sentada sobre su edredón, ahora mirando la puerta, tal vez, imaginando una vía de escape que ella no había sabido encontrar, tal vez, recreando la salida a la muerte emocional, tal vez, mera casualidad.

Pronto se agolparon de nuevo sobre ella los ruidos y las voces que le hacían sentirse pequeña y perdida, comenzó a escuchar cómo la obligaban a mantenerse triste y evocada al fracaso, una simple frase que, a ojos ajenos, no tenía nada de especial, estaba consiguiendo retraerla a las cicatrices no cicatrizadas, a las palabras que eran para ella; estaba dejando de morir...

Se incorporó, se miró al espejo y consiguió distinguir una mirada que no era la suya, y unas ojeras que antes brillaban menos; se rozó las mejillas y con el tacto de las manos, se arañó el corazón.
Cerró los ojos y no volvió a despertar...
Ella quedó atrapada dentro de su propio y desconocido reflejo.








r En medio de un mismo recuerdo sofocador.

4 de febrero de 2007

Febrero...

Estaba yo leyendo a otros intrépidos que azotan el amor con sus relatos, y uno de ellos hablaba sobre el temor que sentía en este mes del amor... ¡Aay, el mes del amor! Pronto mi mente se aceleró y me llevó hasta el dichoso 14 que viene de nuevo con la consagrada cita de los enamorados. Ni tan siquiera se me había pasado por la cabeza que ya había volado otro año desde el anterior suplicio llamado "San Valentín", que a mí no es que me preocupe, ya que eso de ponerse fechas para quererse y regalarse, me sigue pareciendo excéntricamente ridículo, pero debe ser que no circula el aire por mis alrededores. Tengo varias hipótesis sobre esta profunda desconcentración que tengo entre pecho y espalda y frente y nuca, pero, sin duda, la más apropiada en este caso, es que yo dejé el corazón por algún lugar de cuyo nombre no me acuerdo...
O no me debería acordar.




Entre odiar o querer, pefiero olvidar...

Incoherencias después del café.

Voy a tratar de ser discreta, frente y contra todo porque, ¿de qué me sirve a mí, después de tanto, acurrucarme siempre en el primer rincón que veo? No... de nada. Tras comprobar la poca fuerza de las ondas sonoras de mis gritos, he decidido hablar a susurros y quien me quiera oir, que me oiga y quien me quiera entender, que me entienda. Prometo que no voy a pedir una comprensión, aunque la siga necesitando y la vaya escurriendo siempre que se me presenta la oportunidad... No es la mejor solución, pero hasta que la luna no me arregle lo descosido que tienen mis noches, enmendaré con tiritas las heridas que debería coser.

















Mucha azúcar, en ocasiones, es malo.


Incoherencias antes del café.

No me importa reconocer que, después de todo, escribo incoherencias que dos afortunados entienden, pero ésta es la manera que tengo de esconderme según estoy confesando.

No me pidáis más tiempo que no dispongo de mucho, pues ya invertí la mitad de mi eternidad en esos cuentos que quitan las ganas de dormir, pero la verdad es que, probablemente, volvería a entregar los 80 años que me quedan de vida -tirando a la alza y si la nicotina o un infortuito suceso no me lo impide- a ese que contamina cualquier bello paisaje natural.









Que susurre el viento una palabra cada noche y que no hable de ti cuando llegue a mis oídos.../span>
Tampoco pido tanto.
































Podrá pasar mucho humo entre nosotros dos, pero nos hemos marcado un hondo agujero al que acabaremos encontrándole la gracia.